Catalunya ayudará más a las pequeñas editoriales

stand2Más ayudas económicas para la producción de las pequeñas editoriales. Ésta es la principal novedad de las subvenciones que la administración autonómica catalana otorga a las empresas editoras, cuyas líneas maestras se han presentado hoy en una reunión con las editoriales agremiadas en Barcelona.

La Generalitat de Catalunya ha revisado las condiciones para otorgar su subvención más conocida, el llamado “suport genèric” (apoyo genérico), que consiste en una ayuda automática en función del precio de venta de cualquier libro editado en catalán. Pero hasta ahora, para poder acceder a esa subvención había que producir un mínimo de 10 títulos en catalán al año. Ahora esa cantidad baja sustancialmente  en un 40%, por lo que sólo se requerirán seis títulos en catalán para poder acceder a ella. Además, las empresas que sólo editen esos seis libros podrán optar a que el 100% de ellos sean subvencionados, según han explicado Jordi Sellas, director general de Creación y Empresas Culturales del Departament de Cultura, y Joaquim Bejarano, director del área del Libro del mismo departamento.

La medida supone un reconocimiento de que hay muchas pequeñas editoriales pero también las llamadas “microeditoriales” que están realizando un trabajo relevante y en las actuales circunstancias económicas no pueden asumir la producción de tantos títulos como antes se requerían. Uno de los ejemplos que se ha puesto es el de los premios Llibreter, que en los últimos años se ha otorgado a obras editadas por compañías de pequeñas dimensiones, que realizan una tarea muy artesanal y de alta calidad, como Edicions del Periscopi o Libros del  Zorro Rojo. Esta última ganó el año pasado el premio de mejor editorial europea de libro infantil y juvenil en la Feria de Bolonia.stand4

Asimismo han sido revisadas por la Generalitat las ayudas a la internacionalización para favorecer más los planes integrales de aquellas editoriales decididas a abrir nuevos mercados, de manera que financiará no sólo la asistencia a ferias (como hasta ahora), sino también otras acciones promocionales y comerciales, desde la traducción de catálogos a la contratación de publicidad. Este apoyo a la salida al extranjero fue también la razón que llevó a la Generalitat a contar con stand propio en la reciente Feria del Libro de Guadalajara, que recibió uno de los premios a los mejores espacios expositivos de la feria (en la imagen, el director del Libro de la Generalitat, Joaquim Bejarano, con el galardón).