El autor “indie” ya tiene quien le publique

9788416339211_COVER_FQA.inddSi durante décadas —o siglos— ha resultado un suplicio para un autor amateur conseguir editor, ahora puede encontrar en Internet packs de autopublicación que, previo pago, le acercan a aquello con lo que siempre ha soñado todo escritor en ciernes: corrección profesional, promoción en prensa, incluso la distribución de la mano de un gran grupo editorial y la evaluación del potencial de su obra para figurar en la primera división de ese mismo grupo… ¿El camino hacia el éxito?
Todo ello forma parte de la oferta con que se ha presentado Megustaescribir, plataforma creada en España hace pocos meses por Penguin Random House (PRH), segunda editorial del país y primera del mundo. En la parrilla de los servicios ofrecidos a los autores se cuentan algunos tan deseados por quien aspira a publicar como la promoción en medios de comunicación mediante nota de prensa o el acceso al canal de librerías “a través del sistema de pedidos de Penguin Random House Grupo Editorial”, es decir utilizando el mismo sistema que sellos como Plaza & Janés, Grijalbo o Debate. Entre sus primeros autores, uno de los “indies” más conocidos de España, Gabri Ródenas, con su última novela Albatros. Ródenas se dio a conocer hace tres años como autor gracias a su original campaña de márketing Un café con Gabri (“Invito a un café a cualquiera que lea mi novela”).
Logo Me Gusta EscribirLa nueva posibilidad que otorga Megustaescribir de conectar con el mundillo literario profesional podría cambiar las reglas del juego en un sector, el de la autopublicación, que, en los últimos años y de la mano de Internet, ha dejado atrás su mala fama para pasar a ser percibido por muchos noveles y algunos consagrados como una alternativa a la edición tradicional. Algunos de los autores consultados incluso consideran que la autopublicación puede resultar más transparente en algunos aspectos y que les otorga mayor libertad de acción. Sí, es cierto que hay que pagar por todo, pero el campo de juego se ensancha sobremanera para el aspirante a escritor.
IMG_4613Un ejemplo es el de Antonia Hierro (en la imagen). Esta ex política que fue alcaldesa de Tomares, un pueblo del área metropolitana de Sevilla, ha escrito Dodecaedro, una novela cuya trama gira en torno a la corrupción político-financiera, y ha decidido autopublicarla con Megustaescribir. Se siente atraída por “un modelo que está diseñado para aquellos autores que creen lo suficiente en su libro como para hacer la inversión inicial en él a cambio de mantener el control de los derechos de autor y disponer de todo el grupo de profesionales necesarios para tener un buen acabado del libro como producto”. Esta debutante prevé continuar explotando un filón editorial: “Hay tantos tipos de corrupción en la actualidad que tengo para varias entregas”, bromea.

TAMBIÉN PARA AUTORES CURTIDOS
Un caso distinto pero que ha coincidido en la decisión de tomar el mismo camino es el de Gema Samaro, una consolidada autora de novela romántica con bastante experiencia editorial a sus espaldas y que ha visto como sus obras aparecían en sellos tan significativos del género como Arlequín y en otros especializados en narrativa comercial como Suma. Samaro, que ahora ha Presentacion megustaescribir-95, considera que “trabajar con editoriales tradicionales es una experiencia interesante, pero con esta novela quería hacerlo a mi manera, controlar todo el proceso, puesto que la siento muy mía”. La novelista madrileña (en la imagen) explica que “autopublicar es algo que me apetecía mucho probar” y lo valora como “un gran reto”, porque “implica tomar el control, empoderarse, ser responsable de todo, desde la elección de la portada y la redacción de la sinopsis a la promoción”.
“Desde Megustaescribir queremos aunar las ventajas de la autoedición y de la publicación tradicional”, subraya la responsable del sello, Mireia Sainz. En su opinión, “ofrecemos algo único en el mercado, ya que al ser una plataforma de autopublicación de PRH, aportamos lo mejor de ambos mundos: por un lado la independencia del autor; y por el otro, la profesionalidad, alcance y rigor del servicio”.
Otro marchamo de calidad lo aportan los correctores, lectores profesionales y asesores editoriales. Estos especialistas trabajan también habitualmente para Penguin Random House Grupo Editorial, o han sido validados por el equipo editorial de la casa, por lo cual se trata de expertos acreditados. Su trabajo, en función de los packs contratados, suele consistir en proveer servicios de edición, corrección, redacción o valoración de textos.

SOÑADA LIBRERÍA
Pero sin duda, el aspecto que más llamará la atención de los futuros autores es el del posicionamiento en librerías: “La distribución de los títulos es mundial ya desde el pack más económico de 299 €, y en España se realiza con el mismo sistema de pedidos que el de PRH”, explica Mireia Sainz. De todas maneras no hay que esperar el milagro de que los libros se expongan en todas las librerías (algo que no pueden garantizar ni las grandes editoriales). Pero sí significa que el librero puede solicitarlos, ya que están en la base de datos de uno de los dos grupos con mayor implantación en los puntos de venta de España, lo que ha de facilitar su localización a quien quiera comprarlos. Ademas, Megustaescribir está trabajando en varias iniciativas con el canal comercial de PRH, para facilitar la visibilidad del catálogo de autopublicados y que los propios vendedores conozcan la oferta del nuevo sello y se familiaricen con él.
La guinda del pastel consiste en que “los libros que muestran mayor potencial son valorados por los editores de Penguin Random House”, explica Mireia Sainz. La posibilidad de dar el gran salto está, así, un poco más cerca. Un caso de éxito en Estados Unidos es el de la obra Still Alice (Siempre Alicia), que dio pie a la película con la que Julianne Moore ha conseguido el Oscar a la mejor actriz este año. Fue autopublicada por la neurocientífica Lisa Genova en uno de los sellos de Author Solutions, compañía perteneciente a PRH.
En España la oferta de Megustaescribir a sus clientes se concreta en cinco packs, el más económico de los cuales, llamado “Publícame”, vale 299 €. Incluye, además de la “distribución mundial”, la publicación tanto en formato impreso como ebook y una ronda de correcciones. A partir del siguiente (699 €), se empiezan a añadir servicios de márketing, y con el tercero (1.499 €) se ofrece el diseño profesional de la cubierta. El cuarto y el quinto pack (con nombres tan llamativos como “Lánzame” y “Conságrame”) aportan la opción de que el libro sea evaluado editorialmente y elegible en un programa de reconocimiento por si se le detecta potencial para ser editado en uno de los sellos tradicionales de PRH, entre otros servicios, como la presencia en ferias.

UN SECTOR EDITORIAL QUE CRECE
¿Qué aporta a un gran grupo editorial contar con un brazo de autopublicación? A primera vista podría parecer incluso contradictorio, ya que se pierde la capacidad selectiva que implica la decisión editorial de publicar o no una obra. Pero en estos momentos de cambio, puede haber otros factores, como los que expone Carmen Ospina, directora de desarrollo de nuevos negocios de Penguin Random House Grupo Editorial: “Estar presentes en el sector de la autopublicación es estratégico para PRH no solo porque es un sector editorial que crece a pasos agigantados, compitiendo muchas veces con los libros que publicamos tanto en ventas como en espacio en el canal, sino porque nos permite acceder a un pool de talento al que no llegamos por la vía tradicional”. Hay que recordar que dos de los libros más exitosos de los últimos años en todo el mundo surgieron de la autopublicación: Cincuenta sombras de Grey, de E.L. James, y After, de Anna Todd.