“Spanish King”, o Felipe VI como icono pop

Spanish King con marcoSi usted pasea estos días por el conocido centro comercial barcelonés de La Illa Diagonal, puede encontrarse con una pequeña pintura de 30 x 30 cms., que a primera vista recuerda a un anuncio de comida rápida, pero en la que el protagonista no es precisamente un modelo al uso. Quien sostiene una hamburguesa presto a hincarle el diente con una leve sonrisa no es otro que el rey Felipe VI, representado con el inconfundible gorrito imagen de marca de la cadena Burger King, aunque el artista ha variado ligeramente ese nombre y lo ha transformado en Spanish King, título de la obra. Forma parte de una exposición de arte contemporáneo junto a decenas de otras creaciones y, sin duda, es la que más llama la atención. Su precio, 700 euros.

El autor firma con el seudónimo TV Boy, tras el que se encuentra Salvatore, un artista italiano de 35 años que ha convertido al nuevo rey de España en involuntario protagonista de un lienzo de estética warholiana destinado a no pasar desapercibido.  Esta mañana de martes nos encontramos con él a pie de obra y allí nos explica por qué eligió al monarca como motivo para su arte pop: “Cuando me invitaron a participar en la exposición vine a ver el emplazamiento y me fijé en un Burger King que hay cerca; yo quería hacer algo sobre una persona que fuera muy actual y Felipe VI está justo en ese momento creo que el arte tiene que hablar de la contemporaneidad, ha de reflejar el momento en que uno vive y me gusta utilizar la ironía para crear un mundo paralelo;  eso lo consigo mezclando dos conceptos que a primera vista no tienen nada que ver, y creando una nueva realidad; de esta forma la ironía permite abrir el punto de vista y generar nuevas interpretaciones; así surgió la idea de unir al rey con Burger King”. Más adelante, nos comenta también que le influyó toda la reflexión en torno al omnipresente término Marca España, así que pensó en una posible e irónica imagen para la misma.

Spanish King 1 editadoLe preguntamos a TV Boy si pretendía ser provocativo y responde que “la provocación siempre es buena, porque si una obra no provoca reacción en el espectador, es que no sirve”. Pero también matiza que esta pintura “no la he hecho criticando a la persona, porque el rey me parece alguien muy preparado, que habla inglés, que es culto; lo que he pretendido crear es un concepto que hubiera funcionado igual con otros protagonistas famosos, como podía haber sido el príncipe de Inglaterra”. Sobre el significado de esta obra no quiere cerrarse a ninguno: “Me gusta que cuando el espectador la contemple pueda darle una lectura distinta a la que he tenido yo… alguno puede pensar que es antimonárquica y otro que trata sobre el consumismo; ha de ser ese espectador quien acabe de dar sentido a la obra”.

“No creo que el rey se enfadara si viese mi obra, es una persona muy preparada e inteligente, me parece que lanzaría una carcajada”, comenta Salvatore sobre la hipotética reacción que pudiera tener Felipe VI ante este poco convencional retrato. Considera que “al utilizar el pop-art, mi obra te entra por la vista, consigo que tenga una cierta calidad estética y que el público se acerque”.  Por esta y otras razones,  le parece “muy distinta” a aquella otra que generó un auténtico terremoto en el MACBA hace unos meses donde aparecía el rey Juan Carlos. “Yo no busco la polémica, sino expresarme”, dice Salvatore.

Camiseta Merkenator editadaNo es la única pintura con un personaje conocido que él ha creado para esta exposición: en otro de los tableros de los que cuelgan multitud de cuadros de diversos autores, topamos con Merkenator, un singular retrato de la canciller alemana Angela Merkel. En él, la líder germánica aparece con un desgarro en la piel de su cara, bajo la cual en lugar de huesos, vemos la faz de hierro de un robot, construyendo así una imagen que recuerda de manera inconfundible al icónico cartel de Terminator 3. De esta imagen el artista italiano ha creado también una camiseta, una de sus ramas de actividad, ya que licencia sus imágenes para que aparezcan en ropa y otros productos. Tiene más candidatos políticos a aparecer en forma de iconos pop, como el dictador norcoreano Kim Jong-un, al que planea fusionar con King Kong. Estas obras, como la del rey, forman parte de un proyecto que denomina Contemporary Icons, con el que planea llevar a cabo una exposición internacional en Milán, Londres y Miami.

Este joven pintor tuvo una experiencia con la censura cuando creó una obra con Berlusconi de protagonista, que fue retirada de una exposición en el Instituto Italiano de Cultura de Barcelona. Se titulaba What’s in a President mind (¿Qué hay en la mente de un presidente?) en la que recreaba el famoso dibujo ¿Qué hay en la mente de un hombre?, en el que se ve el cuerpo de una mujer a través de los rasgos de la cara y el cabello de Freud. “La censura es lo peor que te puede pasar como artista, porque nunca te la esperas”.

Firma TV Boy editadaSalvatore, nacido en Milán y en la actualidad residente en Barcelona, prefiere ser conocido públicamente como TV Boy, el personaje que ha creado, un alter ego que “es símbolo de nuestra generación, la de los 80, que hemos crecido mirando la tele y bombardeados por la publicidad”. Utilizar este nombre de guerra es algo que le viene también de su pasado como graffitero: “El street art siempre conlleva el anonimato”, recuerda. Así actúa como uno de sus artistas más admirados, Banksy, el ídolo actual de este género, cuyas obras hoy se cotizan a precios multimillonarios. “Creo que el street art se estudiará en los libros de texto de la siguiente generación”, asegura Salvatore. También se declara seguidor de “los artistas ingleses con un mensaje fuerte en su obra, como Damien Hirst”.

Curiosamente, la exposición en la que se muestra Spanish King coincide en nuestro país con la de uno de los grandes maestros en convertir la estética pop en arte, el norteamericano Jeff Koons, cuya retrospectiva acaba de aterrizar en el Guggenheim de Bilbao. Dos formas, no tan lejanas, la de Koons y la de TV Boy, de elevar a categoría artística los elementos y personajes que nos rodean en nuestra vida cotidiana. Incluso los que podrían ser tabú.

La exposición L’Illa del Art, en la que se expone Spanish King, puede visitarse hasta el próximo sábado 13 de junio en el C.C. La Illa Diagonal (Avenida Diagonal, 595, Barcelona).