Sven Huber: “El libro infantil ha vuelto a crecer”

Sven Huber creó Boolino para ayudar a los padres a interesar a sus hijos por la lectura.

Boolino es un nombre que suena divertido y juguetón, estimulante en cualquier caso. Como los libros infantiles y juveniles (el Boo de su nombre alude a book), en torno a los que gira esta web fundada a finales de 2011. Tras ella hay una empresa start up con sede en Barcelona que ha logrado convertirse en aglutinadora de iniciativas que favorecen la lectura entre los niños. La más importante, la entrega de los primeros premios de literatura infantil que llevan su nombre, que tendrá lugar el día 26 de este mes, en colaboración con los sellos Beascoa (de Penguin Random House) y B de Blok (de Ediciones B) y con la agencia literaria IMC..

Sus cofundadores, Sven Huber y Toni Montserrat, crearon Boolino en plena crisis, económica y del libro. Pero eso no ha hecho mella en un proyecto tecnológico y de futuro: hoy cuenta con catorce empleados contratados y acaba de empezar su expansión a Inglaterra y Alemania, con webs específicas en los idiomas de ambos países. En esta entrevista, Sven Huber, el CEO de la compañía, nos habla de sus proyectos para “convertir a los niños en entusiastas lectores”.

¿Ha cambiado mucho Boolino en estos cuatro años?

Sí y no. La realidad es que el modelo tan interrelacionado y completo que tenemos ahora dedicado al libro infantil y al fomento de la lectura entre los niños es un resultado de prueba y error. Lo lanzamos en medio de la crisis y en un mercado muy complicado y muy poco online aún, como es el español. Eso nos ha obligado a ser muy imaginativos. Porque te aseguro que de haber nacido en Alemania, no hubiéramos sido tan creativos: hubiésemos ido a lo fácil y habría funcionado. Nuestro modelo de negocio no sería ni la mitad de potente. El resultado es que ahora no hay nadie que tenga una visión tan integrada del sector infantil-juvenil como nosotros: siempre pensamos cada detalle en función de todo lo demás que hacemos.

¿Y para quién hacéis Boolino?

Boolino está dirigido a los padres más que a los profesores. Queremos ayudarles a entender que el hábito lector es muy importante y ofrecerles herramientas para fomentar ese hábito desde casa. Cuando los niños aprenden a leer en el colegio no lo hacen como disfrute, sino como deberes. Lo veo con mi hijo, que está haciendo 2º de Primaria: cuando pasan de la Educación Infantil, donde todo son juegos, a la Primaria su primera percepción del cambio  pasa por los deberes. Y los únicos deberes que tienen son los de lectura. Con lo cual, los niños que no están acostumbrados a leer porque en casa no es habitual, hacen una conexión entre la lectura y las obligaciones del colegio. Y esto es fatal, porque no descubren la belleza y la diversión de la lectura.

Sven_Huber_Twitter¿Qué años son clave para fomentar la lectura infantil?

De los 0 a los 6 años. Lo que te explicaba me ha reforzado en la idea de que hay que incentivar a los niños mucho antes y desde casa, para que cuando empiecen a leer en el colegio ya sepan que el libro es diversión, y entonces el tener deberes de lectura no les supondrá ninguna carga ni percepción negativa.

¿Qué pasa cuando los niños no leen?

Se refleja en las cifras de abandono escolar. Un 24% de los jóvenes españoles entre 18 y 24 años dejan sus estudios sin completar la ESO.

¿Puede ayudar Boolino a cambiar esas cifras?

En nuestros tres años y medio de existencia, hemos logrado que más de 90.000 padres usen Boolino, que se ha convertido en un blog de referencia en libros infantiles: escogemos los mejores libros y se los recomendamos. Al mismo tiempo somos la mayor librería online especializada en libro infantil y juvenil con 40.000 referencias. Pero nuestra estrategia es más amplia, porque lo que queremos crear es un “ecosistema Boolino” en el que participen todos los actores de este sector -editores, autores, bloggers, bibliotecarios…- y que a través de esta participación se pueda aprovechar también la interrelación con los otros.

¿Cómo os relacionáis con los bloggers?

Hemos creado un sistema para que compartan las reseñas que escriben con Boolino y ya hay más de 1.000 bloggers que la utilizan. Ellos nos envían un enlace a su reseña y nuestro sistema lo introduce automáticamente como comentario en la ficha de un libro con un fragmento y su link para leerla completa. Así podemos ofrecer a los usuarios más contenido y como queremos ser el sitio de referencia de contenido infantil para padres  eso nos beneficia. A los bloggers les ofrecemos ser sus intermediarios con las editoriales, ya que quien escribe un blog literario suele tener como principal objetivo recibir libros gratis. Nosotros tenemos a la mayoría de editoriales infantiles y juveniles trabajando en nuestro sistema de partnership, de forma que podemos garantizar el acceso a ellas.

¿Y para las editoriales también es útil?

Si, es un win-win. A las editoriales les sirve para tener una relación ordenada y organizada con los bloggers -que los hay muchos y de diferente calidad- a través de nosotros. Al final la editorial consigue un control mucho mayor de los resultados de su comunicación online, ya que nosotros nos ocupamos de que cada libro entregado repercuta en una reseña.

Sven Huber_Boolino 2_recortada¿Cómo gana dinero Boolino? ¿Cuál es su modelo de negocio?

Tenemos tres líneas de ingresos: la venta online de libros, los modelos de suscripción y los servicios de marketing premium, que ofrecemos a las editoriales en diferentes formas con los sistemas de partnership mencionados antes, Boolino Partner y Boolino Agency. Buscamos soluciones de comunicación online para ayudarles a llegar de una forma mejor y más segmentada a su público objetivo. La base suele ser crear una web y a partir de ahí desarrollar dinámicas de interrelación: contenidos que se puedan bajar, sorteos, actividades de gaming… Ya hemos colaborado con casi todas las editoriales infantiles en España, con algunas en proyectos muy puntuales y con otras de una forma muy estrecha desde el principio, como es el caso de Penguin Random House. Nuestra ambición es incorporar a todo el sector y lo vamos a conseguir, sin duda.

¿En qué consiste la suscripción a Boolino Book Box?

Tenemos ya más de 1.000 suscriptores, a los que les ofrecemos cada mes esta “caja”, que contiene un libro que seleccionamos y les recomendamos de entre los miles de novedades que aparecen. Escogemos libros distintos para tres franjas de edades: de 1 a 3 años, de 3 a 6 años y de 6 a 8 años. El libro elegido ilustra un concepto que forma parte de la educación de tu hijo o tu hija: la amistad, la autoestima, la imaginación, las relaciones, los miedos… Para ayudarte a trabajar estos temas, junto al libro te entregamos una guía de lectura que hemos preparado para darte ideas de cómo explicarle el contenido del libro al niño. Y luego creamos actividades, manualidades y juegos alrededor de este libro relacionado con su tema y con la historia o los personajes. Los materiales para hacer estas actividades vienen en la caja. Con lo cual es un modelo muy completo que coge un libro y lo mejora en el sentido de que crea capas adicionales para interaccionar con esta historia. Al final convierte el libro en algo que da mucho más juego a los padres para disfrutarlo junto a sus hijos. Le ayudamos a resolver el problema de cómo leer el libro captando la atención de su hijo.

¿Cómo estáis realizando la expansión internacional?

Nos hemos dirigido a los dos países europeos grandes tanto en volumen de mercado de la literatura infantil-juvenil como en la cuota de la venta online de libros respecto al total. Son Gran Bretaña (494 millones de € y 36% de cuota, respectivamente) y Alemania (1.473 millones de € y 16% de cuota). El volumen de su mercado online de libros sumado es 50 veces superior al de España. Esto nos interesa mucho porque todas las actividades que hacemos son online. De hecho, hemos empezado la implantación con la parte de librería online. Y en la reciente Feria de Frankfurt hemos presentado nuestra estrategia al sector editorial inglés y alemán ofreciéndoles nuestros servicios gratuitamente durante tres meses para que nos conozcan. El siguiente paso, a dar el año próximo, sería introducir la Boolino Book Box a suscriptores en estos países… ten en cuenta que muchos de los libros que escogemos para la caja están traducidos a otros idiomas.

¿Y qué otros países vendrán luego?

El gran objetivo es entrar en Estados Unidos. En realidad Boolino es un proyecto internacional por definición, no tiene sentido para ser implantado únicamente en un país. Nos enfocaremos en los idiomas castellano/catalán, inglés y alemán.

Sven Huber_Boolino 3_recortada¿En qué situación se encuentra el sector del libro infantil y juvenil en España?

Sigue siendo la categoría que mejor se comporta. Bajó durante la crisis, pero menos que las otras, y este año ha vuelto a crecer. En otros países la situación es muy estable, sin grandes cambios, en ese sentido el sector editorial es muy aburrido. En Alemania hay un hecho destacable y es que las librerías están resistiendo muy bien todos los cambios del sector y el crecimiento del canal online.

Tú precisamente vienes del sector librero, fuiste máximo directivo de Bertrand en España. ¿Qué perspectivas ves para las librerías españolas después de este año en que ha habido varios cierres sonados (Negra y Criminal, Sintagma…)?

Mi visión es que el modelo de librería generalista, que tiene un poco de todo, no tiene ningún sentido y difícilmente un futuro próspero. Porque son negocios muy locales y para tener un poco de todo necesitan más espacio, más personal. Para hacer eso ya están las cadenas, como FNAC o Casa del Libro. Pero sí creo que siempre habrá sitio para librerías especializadas, porque tienen algunas ventajas sobre las otras: sólo necesitan un espacio pequeño, no requieren empleados y son gestionadas por los propietarios, que le ponen mucha vocación… Para muchas cosas que estamos haciendo en Boolino, las librerías especializadas en infantil son nuestra competencia principal. Obviamente hay la diferencia de que ellas sólo tienen un alcance local. Por cierto, hay que prestar atención al dato de que Amazon acaba de abrir su primera tienda real.

¿Qué le queda por hacer a Boolino?

En el fondo está todo por hacer. Nuestros dos pilares son los contenidos y la tecnología. Creo que tenemos el potencial de ser más tecnológicos. Avances como la automatización de los enlaces de los bloggers, que te expliqué al principio, son tecnología; también lo es la mayor personalización de las recomendaciones, en la que hemos progresado mucho en el último medio año y creo que es un campo donde mejoraremos muchísimo más. Ahora vamos a desarrollar un plan tecnológico a tres años. Estamos en un juego donde la clave es crecer rápido antes de que te copien. Mi visión final de Boolino es que somos un medio de comunicación enfocado en el aprendizaje infantil, hemos empezado con la lectura pero no será el final de la historia…