Seebook: ver y tocar los libros electrónicos

q3
Los libros en formato electrónico tienen muchas ventajas, pero también un inconveniente fundamental que hoy siguen señalando muchos lectores: no se pueden tocar. Si analizamos el asunto desde una perspectiva más filosófica, podríamos decir que no existen físicamente, apenas constituyen un puñado de partículas eléctricas y, de tan virtuales, apenas si podemos verlos, excepto en las páginas web donde se nos venden.

Ese obstáculo, más serio de lo que parece para su desarrollo (hay están sus magras cifras de implantación en España), es el que aspira a saltar una nueva empresa española llamada Seebook, que ha irrumpido con una original idea: hacer tangibles y visibles las obras editadas como libros electrónicos al ponerlas a la venta en librerías. ¿Y cómo se hace? Pues mediante su conversión en tarjetas regalo elegantemente presentadas en tarjetas similares a las felicitaciones o christmas. Con una portada idéntica a la del libro, al abrirse nos revelan un ex libris de artista cortesía de la casa, que enmarca a un código QR con el que descargarse la novela o ensayo desde los servidores de Seebook. La idea, sencilla y directa en su concepción, ha llegado ya en forma de expositores a 115 librerías españolas.

q3

Seebook es lo que llaman en Internet una start-up, una nueva empresa tecnológica, pero su impulsora no proviene de ese ámbito. Se trata de Rosa Sala Rose, prestigiosa ensayista sobre cultura alemana que ha dedicado algunas de sus mejores obras al análisis del fenómeno nazi (Diccionario crítico de mitos y símbolos del nazismo). Su último libro, El marqués y la esvástica, coescrito con Plàcid Garcia-Planas, no ha dejado a nadie indiferente al revelar y poner en tela de juicio la relación con los nazis de un mito del periodismo español, César González-Ruano.

q3

Rosa Sala nos explica que la idea de Seebook “surgió precisamente de mi situación personal como autora. En 2008, con la crisis tanto económica como de cambio de paradigmas en el sector editorial, vi claro que ya no me sería posible seguir sobreviviendo económicamente de la escritura como hasta entonces. Esto me llevó a reflexionar mucho sobre el sector editorial y sus cambios. Pensé que una herramienta como la nuestra, que permitiera llevar libros electrónicos a las librerías y que tuviera la versatilidad de lo digital sumado a las ventajas del papel podría contribuir a poner algunas cosas en orden. Al menos yo echaba de menos un instrumento similar para mis propios ebooks, y pensé que no sería la única”.

q3

Seebook ha arrancado con un catálogo formado por obras de once editoriales (Extinta, Anagrama, Nórdica, Roca, La Campana, Diëresis, Fragmenta, Kolima, Salamandra, Sinerrata y Urano), a las que se acaba de sumar Siruela. Entre los autores destacados cuyas obras se pueden encontrar en Sebook están desde el Nobel Patrick Modiano hasta clásicos como Gógol o Gaziel, e incluso los superventas Khaled Hosseini y Albert Sánchez Piñol. Estos quizás se encuentren a partir de ahora con una novedad: que algún fan acuda con un seebok para que se lo dediquen. “Una de las cosas que más me satisface de este nuevo proyecto es que los autores puedan firmar sus ebooks en las presentaciones”, dice su creadora, que no en vano conoce lo importante que es.